Saltear al contenido principal
+34 (0) 965 530 151 info@turfgrass.net
El Césped Artificial Para El Fútbol: Ocho Motivos De Por Qué

El césped artificial para el fútbol: ocho motivos de por qué

Los campos de fútbol artificiales cada vez son más populares entre clubes deportivos, estadios, colegios y zonas deportivas públicas de todo el mundo. Las numerosas ventajas para vuestros futbolistas, vuestros aficionados y vuestro bolsillo compensan de inmediato la inversión inicial. Desde una mayor seguridad hasta un aspecto perfecto en cada temporada, descubre ocho motivos de por qué el césped artificial es la superficie perfecta para jugar al fútbol.

¿Cuáles son las ventajas de utilizar césped artificial para el fútbol?

Algunos jugadores —y sus madres— se muestran escépticos y dudan de que realmente se pueda jugar bien al fútbol en un césped artificial. ¡Por supuesto que se puede, y a un nivel de excelencia!

Los días en los que el césped artificial estaba fabricado de plástico duro y rígido han pasado a la historia. La estructura de las soluciones artificiales ha evolucionado mucho con los años y ahora le confiere el aspecto, el tacto e incluso las propiedades de rebote del balón de una superficie de hierba natural. Pero este no es el único motivo por el que el césped artificial proporciona un terreno de fútbol perfecto.

1. Una superficie de juego siempre fiable

Un campo de fútbol natural sufre mucho con el tránsito intenso. Con los tacos que se clavan en la tierra en cada entrenamiento y partido, es inevitable que acaben apareciendo surcos y baches en la superficie. Si estás cansado de arreglar agujeros y de las demás tareas para mantener el terreno plano, el césped artificial supondrá un antes y un después.

Un campo de fútbol con césped artificial garantiza unas condiciones de juego perfectas durante muchos años. Y, por si fuera poco, no necesita un periodo de recuperación entre partido y partido. Por tanto, puedes organizar muchos partidos seguidos e, incluso después del último de la temporada, tu campo seguirá estando en perfecto estado.

2. Listo para usarse en cualquier condición climática

Jugar en un terreno embarrado y con charcos puede avivar el espíritu guerrero de tus jugadores, pero no les ayudará a ganar ningún partido. Si el campo de hierba está en malas condiciones para jugar, incluso puede que tengas que aplazar los partidos, lo que perjudicará tanto el calendario como la moral de los jugadores.

El césped artificial es una solución ganadora en todas las condiciones climáticas: desde lluvias fuertes hasta inviernos helados pasando por largos veranos calurosos, siempre está listo para recibir a tus jugadores en el terreno.

3. Más seguridad para tus jugadores

Tus jugadores tienen menos probabilidades de tropezar o caerse cuando juegan en un campo de fútbol perfectamente llano, que no se vuelva resbaladizo cuando llueve. El césped artificial mantiene el nivel incluso durante los partidos más exigentes, al igual de tus jugadores.

Los pases, las entradas y los goles en el fragor de un partido de fútbol pasan factura al cuerpo, especialmente en las rodillas. El césped artificial ayuda a reducir las lesiones que retiran a los jugadores del terreno de juego, ya que absorbe los golpes y reduce los impactos, gracias a la combinación de fibras de césped suaves, relleno y, en la mayoría de los casos, una capa amortiguadora especial bajo el césped.

4. Prácticamente sin mantenimiento

Un campo de fútbol bien mantenido es fundamental para hacer pases, asistencias y regates a lo Maradona. No solo porque es más fácil jugar sobre él, sino también porque el aspecto de un terreno perfecto refuerza la confianza y el orgullo del equipo en los partidos en casa. ¿Y los hinchas? Con una vista bien cuidada, el entusiasmo de la grada no hace sino multiplicarse.

A diferencia de los terrenos de hierba natural, los campos de fútbol artificiales no necesitan mucho mantenimiento. Aparte de una limpieza regular, el tiempo y el dinero gastados para su mantenimiento son mínimos. Como en un césped artificial no tienes que cortar, repasar bordes, fertilizar ni regar, la inversión se rentabiliza en poco tiempo.

5. Más duradero que el césped natural

Si quieres obtener el mejor retorno de tu inversión al instalar un campo de fútbol, el césped artificial es la mejor elección. Un césped artificial de alta calidad diseñado para tu objetivo —ser la superficie de juego de unos partidos increíbles— siempre ofrece mejores resultados en materia de durabilidad y resistencia que la hierba natural.

Al resistir el desgaste de unas 10 000 horas de juego al año, la vida útil de un campo de fútbol artificial es considerablemente mayor que las entre 400 y 800 horas anuales de un terreno natural. Y gracias a la resistencia a los UV y la estabilidad del color de sus fibras, siempre conserva su magnífico tono verde.

6. Sácale beneficio

Nos atrevemos a apostar que el club deportivo de al lado tendrá envidia de vuestro césped artificial. ¡Así que invítalos a probarlo! Con un campo de fútbol que resiste fácilmente a un uso continuo, podéis plantearos alquilarlo a otros equipos y clubes deportivos. O también duplicar vuestro propio uso del terreno aumentando vuestros equipos y reclutando a más jugadores.

Además, vuestro campo de césped artificial no tiene por qué utilizarse exclusivamente para jugar al fútbol. Optimiza el uso del espacio disponible marcando el campo también para otros deportes.

7. Perfecto en interiores y exteriores

Una de las ventajas más subestimadas del césped artificial es que no necesita luz solar para crecer. ¿Tienes grandes tribunas que dan sombra a una buena parte del campo? ¿O te gustaría animar tus instalaciones deportivas interiores con un toque de césped? En ese caso, el césped artificial es la solución perfecta.

Incluso puedes ir un paso más allá añadiendo césped artificial en los vestuarios o en la cafetería. ¿Buscas inspiración? Descubre estas siete formas divertidas de utilizar el césped artificial.

8. Asesoramiento experto sobre el tipo de césped artificial adecuado para tu campo de fútbol

Turfgrass ofrece una amplia gama de césped artificial revolucionario especialmente diseñado para los terrenos de fútbol. Nuestros expertos locales estarán encantados de ayudarte a elegir la mejor solución para tu club: la altura de pelo, el color, el sistema de drenaje y las características de estabilidad adecuados.

Todos nuestros productos están fabricados en Europa e incluyen una amplia garantía, por lo que podrás tener la tranquilidad de que tu campo de fútbol durará muchos años.

¿Listo para marcarte un tanto con tu campo de fútbol artificial? Encuentra tu instalador certificado Turfgrass más cercano.

Volver arriba
×Close search
Buscar