8 formas de mimar a tu mascota y evitarte problemas con césped artificial

No cabe duda de que quieres a tu perro de forma incondicional. Sin embargo, tu amigo de cuatro patas no siempre es el mejor amigo de tu césped. El tránsito continuo de las patas y las quemaduras producidas por la orina pueden dejar manchas marrones en tu impecable césped verde. Evita ese mantenimiento extra que implican las mascotas eligiendo un césped artificial. ¡Tu mascota también lo agradecerá!

Inspiration 13 octubre 2021
8 ways artificial grass pampers your pets

8 formas de mimar a tu mascota y evitarte problemas con césped artificial

1. Un tacto suave y un aspecto natural

Un césped artificial de alta calidad no solo parece auténtico, sino que también tiene un tacto muy suave, tanto para tus pies como para las patas de tu fiel amigo. Gracias a las fibras de polietileno del césped sintético, tu amigo peludo sentirá como si caminara sobre pétalos de rosas. ¿Y a quién no le gusta esa sensación?

2. No tóxico

¿El césped artificial puede ser nocivo para los animales? Puedes estar tranquilo: el césped sintético no solo es perfectamente seguro, sino que incluso puede ser mejor para tu salud que el césped natural, ya no nunca tendrás que usar pesticidas para mantenerlo en perfecto estado.

3. Sin parásitos

Al jugar con el césped natural, tu perro puede atrapar visitantes no deseados. Por suerte, las pulgas, garrapatas y hormigas no pueden sobrevivir en un césped artificial. Por tanto, deja que tu perro se pasee a sus anchas sin preocuparte de huéspedes desagradables.

4. Sin barro

El césped artificial no se embarra nunca, por lo que tu perro podrá jugar sin que después deje huellas o suciedad en tu casa, incluso en los días más lluviosos. Y como ya indicamos anteriormente, tu mascota tampoco traerá ningún parásito después de jugar fuera.

5. Resistente al agua

Por muy activo que sea tu perro, nunca podrá dejar marcas de pisadas en tu césped artificial. A diferencia del césped natural, las briznas de césped artificial están diseñadas para recuperar su posición después de ser pisadas, y nunca se marchitarán ni morirán.

6. Fáciles de limpiar

A los perros les gusta hacer sus necesidades fuera, y es probable que también lo haga en tu césped artificial. Si esto sucede, no te preocupes: simplemente recógelo, enjuaga el césped y vuelve a lo que estabas haciendo. Incluso puedes elegir un césped sintético más corto para que la limpieza sea aún más fácil.

Si tu perro suele jugar en el césped artificial, puede que termine acumulando algo de polvo. Sin embargo, ¡solo tendrás que barrer el césped de vez en cuando para mantenerlo limpio y sin polvo!

7. Sin olores

Si tu perro «marca su territorio» en tu césped sintético, no te preocupes. Solo tendrás que enjuagarlo rápidamente para eliminar el olor, ya que la fibra no lo absorberá. ¡Asegúrate de que el espacio exterior sea agradable tanto para las personas como para las mascotas!

8. Una zona de juego cómoda en cualquier superficie

¿Tienes un perro al que le encanta jugar en la hierba, pero no tienes un espacio exterior en el que pueda moverse libremente? En ese caso, piensa en instalar un rincón de césped artificial en una terraza, un balcón o incluso en el interior. Así, tu perro podrá sentir esas encantadoras briznas bajo sus patas, y te beneficiarás de un espacio interior cuidado con un moderno ambiente exterior.